En este trabajo se exploran algunas aspectos sustantivos relacionados  con la demanda de las  drogas en Costa Rica y las principales alternativas de solución para un problema que ocupa un lugar de importancia tanto en la agenda gubernamental como en el imaginario social. Se examina la importancia del tabaquismo y del consumo de bebidas alcohólicas en diferentes grupos, a los que se da un énfasis especial  a la ingestión femenina y adolescente, la cual ha tenido un desarrollo  singular en el país durante los últimos quince años. De igual manera, se explicitan los resultados más relevantes en torno a la utilización de sustancias ilícitas y algunas de las características de su distribución  entre la población. Finalmente, se plantean algunos elementos  que deben ser considerados  en una estrategia orientada  a la reducción del consumo  y como dichos aspectos discurren en la realidad del país.

Artículo