Con el fin de proporcionar a los colegios herramientas que les permitan iniciar un trabajo preventivo en el área de consumo de alcohol y otras sustancias psicoactivas (SPA) la propuesta involucra a toda la población; es decir, estudiantes, docentes y padres de familia.

En el caso de los estudiantes, la estrategia se divide en tres componentes, el primero de ellos consiste en la aplicación de una encuesta dirigida a todos los estudiantes de secundaria, que evalúa el consumo de esas sustancias, identificando sus prevalencias así como los factores protectores y de riesgo. La segunda estrategia se enfoca en la implementación de la Intervención Breve basada en Entrevista Motivacional IBEM con los estudiantes de los grados 8º y 9º; y la tercera estrategia está conformada por un diálogo con los estudiantes de los grados 10° y 11° destinado a incrementar sus niveles de conciencia frente al consumo de sustancias.

En el caso de los docentes de secundaria se brinda una capacitación dividida en dos sesiones acerca de las consecuencias del consumo en los jóvenes y se orienta mediante el entrenamiento en dos guías de trabajo preventivo para ser desarrolladas en el aula.

Por último y también durante dos sesiones de trabajo, se concientiza a los padres de familia sobre la importancia de su participación en el manejo de esta problemática y se lleva a cabo un entrenamiento en técnicas de rechazo para ser abordadas en casa con los hijos.