¿CUÁLES SON LOS ALUCINÓGENOS MÁS IMPORTANTES?

Solo citaremos cuatro, por ser los de uso más frecuente.

-Los “hongos mágicos”: contienen una sustancia llamada psilocibina, que produce cambios drásticos en la percepción visual. Aun cuando algunos usuarios describen la experiencia como placentera, muchos tienen “malos viajes” que pueden producir conductas erráticas y, eventualmente, poner al usuario en serio peligro.

La literatura clínica contiene muchos casos de personas que han sufrido trastornos permanentes luego de consumir hongos, pero no se sabe con claridad si esto se debe a una predisposición de la persona o a la mezcla de sustancias.

– La mescalina: Extraída de un cactus muy común en México y el sur de los Estados Unidos llamado peyote, normalmente su consumo está fuertemente ritualizado y asociado a procesos de comunicación o contacto con fuerzas espirituales. Los “no iniciados” pueden sufrir fuertes vómitos y gran malestar durante muchas horas.

– El yajé: Ampliamente difundido en las selvas colombianas, ecuatorianas y brasileras, es el producto de la mezcla de varias plantas. Entre los indígenas solo se emplea en circunstancias especiales, y al igual que la mescalina tiene propósitos asociados a ceremonias de carácter religioso. En Colombia y Brasil ha surgido en los últimos años un consumo urbano, generalmente bajo la supervisión de indígenas; no se sabe mucho al respecto de los objetivos de estas prácticas, pero es probable que se trate en gran parte de curiosidad y de “moda”.

El LSD: Es la abreviatura de “dietilamida de ácido lisérgico”, extraído originalmente de un hongo del centeno, pero actualmente sintético. Es un alucinógeno muy poderoso, popularizado por los hippies de los años 60; tiene la característica de producir “flashbacks”, es decir, que muchos días (e incluso meses) después de haberlo ingerido, la persona puede experimentar súbitamente las mismás experiencias que tuvo cuando la ingirió; esto sugiere que la sustancia no es eliminada totalmente y que puede reactivar sus efectos sin previo aviso.

¿PRODUCEN DEPENDENCIA LOS ALUCINÓGENOS?

No. El peligro de estas sustancias se encuentra relacionado con el desencadenamiento de fenómenos perceptuales que pueden inducir pánico o conductas imprevisibles, y con la posibilidad de aparición de trastornos durables en personas que tienen una prediposición o una historia de problemas psiquiátricos. La mezcla con otras sustancias también puede dar lugar a la aparición de complicaciones difíciles de predecir.

¿TIENEN ALGUNA UTILIDAD MÉDICA LOS ALUCINÓGENOS?

No, aun cuando algunos psiquiatras han pretendido a lo largo de los años que pueden facilitar el “entrar en contacto con uno mismo”. Hasta el momento actual tales experiencias han sido un fracaso, y pueden ser bastante riesgosas para los pacientes. En la mayor parte de los países occidentales esas prácticas están prohibidas. Hay un movimiento en varios países que busca promocionar el yajé como instrumento terapéutico, pero los motivos de quienes lo hacen son bastante oscuros, a pesar de que no hay duda sobre los inmensos poderes de esa sustancia cuando es manejada por chamanes, cuya sabiduría nadie discute.