¿ES PELIGROSO EL ÉXTASIS?

Definitivamente, sí. Hay una toxicidad neurológica demostrada en animales de laboratorio; su consumo produce una cierta agitación y ansiedad, rigidez muscular e hipertermia (aumento de la temperatura interna). Este último fenómeno es probablemente la causa de la deshidratación, las convulsiones y hemorragias craneanas que se han observado en las autopsias de personas que fallecieron luego de consumirlo.

Es particularmente peligroso tomar éxtasis acompañado de alcohol.

¿QUIENES CONSUMEN ÉXTASIS?

El éxtasis es básicamente una droga de discoteca y fines de semana. Su consumo es más frecuente en niveles económicos altos, pues se trata de una sustancia costosa.

Sin embargo, se ha encontrado que usualmente el producto que se consume en las discotecas latinoamericanas bajo este nombre no es más que una vaga falsificación, que llena los bolsillos de quienes la producen y hace que los ingenuos se sientan muy “a la moda”.