Libros

"Adicciones" y otros  Asuntos Humanos.

Una bien conocida diferencia entre la ciencia y las religiones consiste en que, para la primera, sus proposiciones pueden ser modificadas, relativizadas e incluso anuladas, sean cuales sean, a diferencia de las segundas que se caracterizan por la inmutabilidad en sus afirmaciones de base y aun en otras menos sustanciales. Es una diferencia esencial que siempre merece ser subrayada, puesto que con frecuencia se manipula lo que ello implica, no siempre muy honradamente; o se le olvida de hecho, así se afirme lo contrario.

La capacidad de la ciencia para revisar sus planteamientos es, pues, uno de sus fundamentos, lo cual le permite su avance, resolver algunos de sus impases, conseguir su reinvención permanente. No obstante, para lograrlo, tiene como condición inapelable el despliegue de argumentos sustentados lógicamente y también demostraciones, hecho que el pensamiento dogmático no puede aceptar; este propone o, mejor, expone sus afirmaciones, básicamente a partir del decir de una autoridad incuestionable. Para este tipo de pensamiento sus proposiciones centrales son expuestas de una vez y para siempre. Seguramente todo aquel que se reclame de la ciencia aceptará lo anterior.

Bajo esa perspectiva, Augusto Pérez plantea en este libro un debate múltiple desde una posición en la que exige que las afirmaciones y tesis sostenidas sean desplegadas, en efecto, bajo los supuestos de la ciencia. La importancia de debatir de tal manera, por ejemplo sobre la naturaleza de las llamadas adicciones, sobre el consumo, el comercio y las legislaciones relativas a las sustancias psicoactivas, es indudable, más cuando los argumentos presentados por el autor no son, de ninguna manera, gratuitos, ni extraídos de doctrinas inmutables.

Así los mismos puedan no ser objeto de buen recibo en algunos círculos. Las consecuencias que podrían derivarse de ello son claras; ofrece, ante todo, la posibilidad de contribuir al desbroce de las densas marañas ideológicas que sesgan muchos de los planteamientos sostenidos en este campo. Y es evidente que las problemáticas abordadas tienen una significación incuestionable en el mundo contemporáneo.